"Las palabras se las lleva el viento..."

viernes, 7 de agosto de 2015

Otra vez pierdo ante un imbécil.

Intento decir mi última frase demoledora mientras huyo de la escena ante la inesperada catástrofe que acontece.
Y ella modela mi voz que sale temblorosa.
Me voy llorando y lo sabe.
Y por culpa de estas estúpidas y traicioneras lágrimas pierdo otra vez, como siempre.
Malditas hormonas del demonio, maldita regla del infierno. Gracias por arrojarme los fantasmas del pasado.
Siempre van a tener la razón y siempre han estado equivocados.
Me siguen dando asco aunque ahora me sonrían.
Degenerados desgraciados... ¿por qué tengo que seguir viéndoles las caras?
Ellos tienen gran parte de la culpa de que yo sea ésto.
Verle reír victorioso ha sido asqueroso, repugnante y humillante.
Y encima he perdido demasiado pronto. ¿Cómo voy a asomar la cara? La maldita regla y la vergüenza me harían llorar de nuevo.
Me odio.
Los odio.
Nunca podré olvidar lo que me hicieron.
...
¿Cuántas veces habré llorado en este baño?


No hay comentarios:

Publicar un comentario